Conectarse

Recuperar mi contraseña

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 18 el Vie Mayo 01, 2015 3:38 pm.
Últimos temas
» asdasdasdasdasdasdasdasd
Sáb Jul 18, 2015 9:15 pm por Shinz

» Registro de Rangos
Dom Mayo 03, 2015 12:30 pm por Megumi

» Registro de Físicos
Dom Mayo 03, 2015 12:20 pm por Megumi

» Bleach Legacy | Afiliación Elite
Miér Abr 22, 2015 7:33 pm por Invitado

» Amazing Break - TERRA FORMARS [Afiliación Élite]
Sáb Abr 04, 2015 10:55 pm por Invitado

» Reinicio total
Sáb Feb 28, 2015 2:34 am por Susanoo

» Reglas Generales
Mar Feb 10, 2015 9:08 pm por Megumi

» Deux ex Heros : Nuevo foro de rol futurista [Afiliacion Normal]
Dom Ene 25, 2015 7:44 pm por Invitado

»  De visita
Sáb Ene 17, 2015 9:43 pm por Baron Absalom


Compañeros
Bleach: Shadow Of SeireiteiFairy SlayerAnime Seikatsu Photobucket Sword Art Online (SAO)

Toro Marracruz - Espada Cero

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Toro Marracruz - Espada Cero

Mensaje por Toro Marracruz el Lun Sep 16, 2013 1:33 pm


Arrancar


Nombre Completo: Toro Marracruz.

Apodos: “El Gran Cero”, “El Máximo Depredador”, “Gran Maestro”.

Sexo: Masculino.

Edad: 30 Aparente/487 Real.

Rango: Espada Cero.

Descripción Física: Toro posee un cuerpo grande y bien tonificado, sus prominentes pómulos, mentón y frente son lo único que quedan de una herencia étnica que abandonó hace muchísimos años. Su piel naturalmente bronceada no presenta una sola cicatriz en toda su extensión, como demostración del poderoso Hierro que protege al Arrancar, un par de gruesos labios que esconden una perfecta dentadura complementan las características de un típico nativo americano. Los intimidantes ojos café de Toro se mantienen como su característica más prominente, ya que aunque no poseen un tono realmente raro, su mirada penetrante es uno de los aspectos más temibles de Hueco Mundo. Una salvaje melena de cabellos color café oscuro peinado en rastas, recorren la totalidad de su espalda hasta la altura de la cintura, el único aspecto de vanidad del Arrancar ya que las mismas no son naturales, sino que son razón de un cuidado minucioso semanalmente, plumas de color blanco y azul decoran su cabellera para dar un toque final a su aspecto.

Sobre el puente de su nariz, justo debajo de sus terribles ojos, descansan los restos de su máscara Hollow. Estos fragmentos tienen la forma de una mandíbula superior que recorre de lado a lado su cara, arqueándose gradualmente sobre sus mejillas y finalizando sobre las orejas que están cubiertas por la cabellera. Cargada con 20 caninos afilados como navajas, con un tamaño de 4 a 5 centímetros, estos vestigios de su antigua forma es un recordatorios de la ferocidad encerrada dentro de su Zampakuto, por otra parte, el agujero que también es un símbolo de su naturaleza se encuentra oculto debajo de sus ropas, justo a la altura del esternón demostrando el vacío aún pendiente por llenar, finalmente el número tatuado que demuestra su rango dentro del ejército Arrancar se encuentra justo en medio de los omóplatos en la espalda,  un poco por debajo del cuello, por lo que también se encuentra oculto tanto por su ropa como por su cabellera.

Como el gran Espada Cero, y el líder del ejército Arrancar además, es Toro quien por auto convicción mantiene rígidamente el código de vestimenta Arrancar con más pulcritud, apelando al profundo significado que este conlleva, no solo el de ser el exacto opuesto del de los Shinigami, sino el de haber traído un sentido de unidad y un punto en común para que los miembros de la raza se sientan identificados unos con otros. El uniforme del Gran Cero fue diseñado con la mayor simpleza, siguiendo los estándares originales, incluyendo las mangas largas adaptadas a sus poderosos brazos, el frente en cambio demuestra un cuello en V extendido que va desde la parte interna de los hombros hasta la parte superior del abdomen, el resto del uniforme incluyendo la faja negra y la hakama son completamente normales, la razón detrás del diseño de la chaqueta es facilitar el sacar los brazos de las mangas y dejar el torso desnudo en combate, como un método de intimidación.

Imagen:

Descripción Psicológica: Toro es un Arrancar de fuertes convicciones y férrea disciplina. Su mayor creencia es que la raza Hollow es capaz de la más grandes proezas jamás soñadas, y como tal desprecia profundamente a aquellos que tienden a subestimar a los Hollow o Arrancar y está más que dispuesto a destruir a todo aquel que lo haga, o que demuestre ser un obstáculo para que su raza obtenga todo su potencial. Como demostración de sus ideales, el aspecto de la muerte que lo representa es el Legado, el cual es su motivación para un futuro en el que la raza Hollow sea respetada por su gran fuerza. Como resultado de su ideología, Toro desprecia absolutamente toda muestra de debilidad entre los Arrancar, por lo que está más que dispuesto en erradicar a cualquiera que demuestre algún signo de la anterior, incluyendo a los cobardes y misericordiosos, ya que no hay espacio para tales sentimientos en Hueco Mundo, al menos no para aquellos que desean sobrevivir.

Otro aspecto a considerar en Toro es su fuerte convicción en la evolución Hollow, y en el que la punta de la cadena le corresponde a los Arrancar, por lo tanto es otro de sus objetivos primordiales el garantizar la pronta arrancarización de todos aquellos Hollow que sean lo suficientemente  poderosos para dar un paso más en la búsqueda de la perfección. Ante sus ojos el Hollow pasa a Arrancar para dejar atrás su pasado como una bestia sin razonamiento cuyo único objetivo es devorar para volverse más poderoso, para eso se le otorga el regalo de la inteligencia, y con ello viene la disciplina y la organización, por lo tanto, tampoco tolera la insubordinación ni cualquier comportamiento impropio de un Arrancar ante sus ojos. Si alguna noticia de este tipo llega a sus oídos, el castigo para el causante, así sea un soldado ejemplar, es rápida e inmisericorde, aumentando su fama ante los rangos inferiores, y el temor que causa entre sus filas.

A pesar de que las descripciones anteriores lo hacen parecer un ser frío y despiadado, el Primera Espada  es un individuo perfectamente racional, incluso cortés, con todo aquel que él considere digno de su respeto, incluso Shinigami. Todo Arrancar que demuestre las aptitudes que el admira en una criatura será tratado como un igual antes sus ojos, lo que puede ser tanto un beneficio como una terrible experiencia, así como una grata sorpresa para los Arrancar de más baja categoría, ya mientras demuestren ser dignos de ser llamados así jamás serán tratados con desprecio o irrespeto, además de eso, Toro siente una profunda empatía por todos sus congéneres por lo que la protección tanto de ellos como de su hogar es su misión más grande, también respeta y siente profundo aprecio por sobre todas las cosas hacia sus compañeros Espada, como los más altos protectores de Hueco Mundo y el pináculo del poder Arrancar, y como el líder de los mismos, Toro siente que mantener el orden y la armonía dentro del grupo es otro de sus grandes deberes.

Historia de tu pj:

Los inicios del "Primera" se remontan al distante mundo humano, ahí hace siglos y en una noche de luna llena nació dentro de una tribu que hacía su hogar en vastas llanuras y que basaban su vida en las enseñanzas ancestrales que les enseñaban a vivir en armonía con la naturaleza. Su tribu estaba conformada por gente fuerte física y espiritualmente, su fe en sus creencias les daba la seguridad que la misma tierra les nutría con energía para sobrevivir ante cualquier criatura y ser los guardianes de la misma con su poder, una creencia bastante cierta puesto que cada miembro de la tribu poseía una percepción espiritual innata superior a las de la mayoría de humanos, a tal punto que eran capaces de ver e incluso destruir Hollow, demonios del plano espiritual según sus creencias, gracias a sus talentos únicos manipulando las partículas espirituales y gran entrenamiento perfeccionado durante generaciones.

Un anciano de la tribu profetizó el arribo de un enviado espiritual, un puente entre el mundo corpóreo y las fuerzas místicas de la naturaleza. La luna llena tintada de rojo sangre que iluminó la noche de su nacimiento significó que la profecía se había cumplida, y Toro en su anterior encarnación era aquel enviado. Con los sueños de su gente embestidas en las palabras del anciano, el niño fue considerado un regalo de los espíritus, y fue separado de su familia para recibir un entrenamiento especial tan pronto como tuvo uso de razón. Los guerreros de élite de la tribu se dedicaron por completo a él, entregando todo de sí para convertir sus grandes talentos en el guerrero perfecto para purificar el mundo del mal que lo plagaba, los Hollow. En poco tiempo crearon un guerrero de élite con gran intelecto, y un vasto poder espiritual que sobrepasaba incluso a muchos Shinigami.

Lo que nadie pudo profetizar es el corazón corrupto que poseía el joven, y que su sed de poder y su búsqueda de la perfección eventualmente lo llevaría a destruir al resto de su gente al juzgarlos como un grupo maldito con debilidad, algo inaceptable. Sorpresivamente, el joven comenzó a utilizar los poderes benditos que se le habían otorgado para masacrar inmisericordemente a sus congéneres en un frenesí que ni el más desquiciado de los profetas podría haber imaginado, casi logrando la aniquilación de su tribu. En un último esfuerzo para librar al mundo de un mal que ellos mismos habían creado, los ancianos de la tribu abrieron un agujero en la estructura del espacio, arrojando al guerrero en el mismo y condenándole a convertirse en el demonio que en realidad era. Tal y como lo predijeron los ancianos el agujero llevo a Toro directo al corazón del Bosque Menos, donde fue devorado rápidamente, transformándose en una de las criaturas enmascaradas rápidamente.

Y así fue como Toro Marracruz surgió en el desierto de arenas plateadas luego de un ritual profano de mutilación a su forma física, en pocos instantes su torturada alma tomo la forma de aquellos seres a los que había sido destinado a cazar en vida. Aún como Hollow, Toro mantenía aquel increíble potencial que lo había caracterizado en vida, y fue por ello precisamente que después de haberse transformado y en muy poco tiempo, los grandiosos poderes y su latente voluntad le permitieron ascender en la escalera de la evolución rápidamente, de tal modo que solo le llevo unos siglos convertirse en un Vasto Lorde. Sintiendo que su poder aún no era suficiente para cumplir sus ambiciones, Toro efectuó un acto que solo el Hollow más poderoso y desquiciado podría hacer sin revertirse a su forma primaria, arrancó su máscara y en medio de una explosión de Reiatsu el Arrancar que sería conocido como uno de los Espada más poderosos renació. Desde su ascenso a un ser superior, Toro se dio cuenta que incluso el más poderoso Hollow no era más que un animal glorificado agarrándose a un pequeño pedazo de desierto, sin metas, sin ambiciones, su desorden les volvía ciegos ante su propio potencial, esta realidad le enfermó.

Su decepción le llevó a iniciar un frenesí de destrucción ante sus congéneres, tomando especial atención a eliminar a aquellos que no llenaban sus expectativas, miles de salvajes y monstruosas criaturas fueron consumidas por su inmenso poder, aquellos que huían cobardemente eran cazados sin demora y eliminados sin piedad. En su debido tiempo Toro se encontró con el único fragmento de sociedad que había quedado en Hueco Mundo, las Noches, las ruinas abandonadas y desoladas de un pasado glorioso. Inspirado por el lugar que alguna vez habría reunido al ejército más organizado que había visto este mundo, Toro se propuso como nueva meta el revivirlo y volverlo aún más poderoso, reuniendo así a todo superviviente e individuo de iguales convicciones. Eventualmente Toro se convertiría en el foco del orden que predominaba en el mundo, y el portavoz y principal partícipe de la trascendencia de los Hollow en Arrancar, reviviendo el ejército Arrancar en todo su esplendor y regresando a Las Noches a su gloria original, pasando a ser conocido por sus congéneres como “El Gran Maestro Arrancar”, todo con el fin de entregar a su raza el poder y lugar en la historia que en verdad merece.

Poco tiempo después de arribar y reconstruir su nuevo palacio a su máximo esplendor con la ayuda de sus nuevos seguidores, Toro comenzó a planear el brillante futuro para su raza, iniciando con inventar un dispositivo el cual le permitía aprovechar sus poderes únicos para facilitar la arrancarización de aquellos que sean considerados dignos de recibir el regalo, al mismo tiempo, re-instituyó la organización jerárquica de Hueco Mundo a su modo, incluyendo nuevas organizaciones y auto-proclamándose el nuevo Rey de Hueco Mundo, o mejor llamado, el nuevo Espada Cero, el líder del Gran Ejército Arrancar. Su ascenso al poder no solo trajo consigo seguidores que compartían sus ideales, también incluyó a aquellos que no estaban de acuerdo con sus puntos de vista o seguían apegados al antiguo régimen, aquellos que traman desde las sombras en los confines de Hueco Mundo para derrocarlo, Toro está consciente de su presencia, y se prepara incansablemente para poder recibirlos apropiadamente, no solo entrenando su cuerpo, sino trabajando día a día para sumar adeptos a su ejército, y con ello cumplir sus grandes objetivos.


Zampakutō


Nombre: Depredador.

Descripción de la forma sellada: La Zampakutō de Toro, contrario a lo de muchos otros Arrancar, no toma la forma de una katana convencional imitando a las Asauchi de los Shinigami, al contrario, esta tiene un aspecto mucho más primitivo y amenazador, tal como la raza a la que representa con tanto ahínco su portador. Depredador en su aspecto sellado toma la forma de una lanza corta hecha de un material bastante similar al hueso. A pesar de su aspecto prehistórico, la dureza del arma, como el Hierro de su portador, es incuestionable, volviéndola peligrosa no solo por su función en combate, sino por su engañosa apariencia frágil que en realidad esconde un enorme potencial defensivo. La hoja de Depredador es curva y de la longitud de casi dos manos juntas, hecha del mismo material afilado, casi como una guadaña, el interior de la curva es sin filo lo que permite dar golpes contundentes con el mismo o bloquear ataques eficazmente, sin embargo la parte más peligrosa es la punta, aprovechando el diseño curvo de la hoja, una puñalada con la misma esta destinada a destrozar el interior de su víctima, asegurando una muerte terrible, el mango no es nada extraordinario, adornado con correas y plumas en la parte que conecta con la hoja, además de más correas en su extensión que facilitan su agarre. Como todo Arrancar, Toro lleva su Zampakutō consigo todo el tiempo, teniendo en cuenta que es una parte íntegra de si mismo como cualquier extremidad. Con casi un metro y medio de extensión, el Arrancar la lleva amarrada de una correa a su espalda, con el lado de la hoja hacia abajo, cuando sentado, una posición que le imposibilitaría seguir con la Zampakutō a cuestas, Toro usualmente la deja confortablemente a un lado, pero lo suficientemente cerca para tomarla con rapidez ante la mínima señal de peligro.

Imagen:

Habilidades Raciales:


  • Cero (Zero, literalmente "Fogonazo de Hollow"): Es una ráfaga de energía que puede ser lanzada desde varias zonas del cuerpo del Arrancar. Posee un gran poder y hasta un Capitán del Sereitei correría peligro si un Cero de hasta un Gillian de bajo rango le impacta de lleno en el cuerpo, sin embargo, su desventaja radica en el tiempo de carga y su lento avance que da a sus enemigos tiempo para reaccionar. La ráfaga posee un color rojo generalmente, pero en el caso de Toro, esta posee un color gris opaco. Suma 10 puntos al cálculo de Reiryoku.

  • Gran Rey Cero (guran rei sero; literalmente "Fogonazo Real de Hollow"): Se trata de un Cero mucho más potente, con una potencia que triplica al Cero normal. Solo los mejores guerreros del Ejército Arrancar pueden usarlo, por lo que esta es una técnica exclusiva para los Espada y superiores. Para lanzar esta habilidad es necesario sangrar previamente. Una vez comienza a cargar, el reiatsu gris de Toro se mezcla con su sangre, por lo que su color cambia al carmesí profundo del líquido vital, y la esfera en sí parece palpitar al unísono del corazón del Gran Cero. Suma 20 puntos al Cálculo de Reiryoku.

  • Bala (bara, literalmente "Bala de Hollow"): Esta habilidad es muy parecida al Cero, solo que ésta no tiene la misma forma que él. En lugar de ello el usuario condensa la energía espiritual en su puño y la dispara en forma de esfera a una altísima velocidad, sin embargo, el poder destructivo que esta alberga es muy inferior a la del Cero. Esta técnica tendrá la velocidad de la Destreza del usuario más 10 puntos

  • Garganta (garuganta, literalmente "Cavidad Negra"): Al igual que los Shinigamis pueden abrir portales entre la SS y el mundo humano, los Arrancar pueden crear sus homólogos, las Gargantas, portales que van desde Hueco Mundo al mundo humano y viceversa.

  • Difusión (difushion, literalmente "Cavidad de Transmisión"): Como una variante de la Garganta, los Arrancar son capaces de abrir un portal en dos partes diferentes que conozca previamente, a través de las cuales, como si se tratara de una videoconferencia, pueden transmitir imágenes en vivo para una variedad de usos.

  • Sonido (sonīdo, literalmente "Revolución Resonante"): Es la habilidad homóloga al shumpo de los Shinigamis. Al igual que el shumpo, y el hyrenkiaku requiere que haya partículas en el ambiente para que se pueda realizar, ya que, y hay que dejarlo claro, no se usa el propio reiryoku para usarla. La diferencia entre un sonido y otro ( o alguna otra técnica similar como el shumpo ) la determina el stat Velocidad.

  • Pesquisa (pesukisa, literalmente "Circuito de Investigación"): Con esta habilidad los Arrancars son capaces de detectar presiones espirituales en el ambiente y cambios de éstos. Se suele usar para captar reiatsu en el ambiente cercanos y para hacer un cálculo estimado de las partículas espirituales que hay en la zona. Funciona similar a un sonar y requiere un estado de meditación para determinar con exactitud la posición del reiatsu detectado.

  • Índice Radar (Indise Radāru; literalmente para "Marca de Radar"): Con esta técnica un Arrancar puede medir con gran exactitud el poder de un objetivo al poner los dedos en el suelo y trazar una línea de energía hasta él, de este modo puede evitarse el penoso incidente de pelear contra alguien demasiado fuerte para él.

  • Hierro ( iero, literalmente "Piel de Hierro"): Se trata de una habilidad racial de los Arrancar y que poseen todos independientemente de su poder. Hace referencia a la dura piel que envuelve a los Arrancar, reduciendo el daño recibido o incluso anulándolo a 0 en algunas ocasiones. El poder del Hierro viene a depender siempre del atributo resistencia del Arrancar y de la diferencia de poder en comparación al atributo usado por su oponente para atacar, ej.- El enemigo lanza un puñetazo, en ese caso se enfrenta la fuerza contra la resistencia; en un combate igualado el Hierro del Arrancar reducirá siempre el daño de las habilidades de su oponente, no de forma completa pero si de manera leve. Mientras mayor sea la diferencia de poder mayor facilidad tendrá el Hierro para reducir la efectividad de los ataques enemigos hasta el punto de poder reducirlos a cero. Como es lógico, la dureza que confiere el Hierro a la piel de los Arrancar les permite realizar golpes físicos de mayor contundencia. Todo Arrancar puede usarla.

    - Diferencia entre 5 y 10 puntos: Los daños son ligeramente detenidos por el Hierro, pero la diferencia entre tener o no esta habilidad es poco apreciable.

    - Diferencia entre 10 y 15 puntos: El Hierro detiene mejor los ataques, pero los efectos de estos siguen apreciándose con claridad.

    - Diferencia entre 15 y 20 puntos: Los daños son considerablemente reducidos por el Hierro, resultando complicado el atravesar este.

    - Diferencia entre 20 y 30 puntos: Los daños casi no son apreciables en el cuerpo del Arrancar que, reforzado por el Hierro, resulta casi imposible de atravesar.

    - Diferencia de 30 puntos para abajo: El Hierro es imposible de atravesar.

  • Negación (negashion, literalmente "Membrana de Rechazo"): Se trata de una luz de energía que encierra a un objetivo amistoso dentro de una barrera que es impenetrable. Se utiliza para salvar a amigos en una batalla, pero no para protegerlos solamente. El haz de luz llevará al compañero a Hueco Mundo, evitando que salga dañado. La Negación no sirve para encerrar enemigos ni llevarlos a ellos al Hueco Mundo.

  • Gonzui (lit. "Inhalación del alma" o "absorbedor de alma"): Con esta habilidad los Arrancars se alimentan sin necesidad de tener que matar al humano y luego comer el arma. Consiste en una gran aspiración que saca el alma del ser que tras salir del cuerpo va directo a la boca del Arrancar. El uso de esta habilidad saca almas en área (Máximo 200 metros), matando a todos los humanos cercanos a la vez y atrayendo todas sus almas, sin embargo, no sirve contra objetivos con un mínimo de fuerza espiritual. Para sacar almas una a una es mejor matar al humano y luego devorarle en forma de plus.

  • Gemelos Sonido ( hemerosu sonīdo, literalmente "Revolución Resonante Gemela"): La velocidad de un Sonido es equiparable a la de un shumpo, pero algunos se entrenan tanto, que son capaces de moverse tan rápidos que crean clones ilusorios debido a su velocidad, confundiendo así a su enemigo. Esta habilidad permite lanzar varios golpes al enemigo sin que éste sepa cuál es el verdadero. El resultado de tal habilidad son combos más complejos de los que cualquier Arrancar puede hacer. Tabla de clones;


    • Velocidad 60 / Destreza 40 = 3 Clones
    • Velocidad 70 / Destreza 50 = 5 Clones
    • Velocidad 80 / Destreza 60 = 7 Clones
    • Velocidad 100 / Destreza 80 = 10 Clones.



Resurrección:

Comando de resurrección: "Tsukenera, Depredador (Acecha, Depredador)".

Apariencia de la resurrección: Para liberar su Zanpakutō y entrar a su estado sin sellar, Toro limpia el área circundante liberando una extraordinaria onda de Reiatsu capaz de convertir en polvo toda estructura a su alrededor a tal punto de quedar suspendido en medio de un cráter, la presión espiritual es tal que los Hollow de bajo nivel en las cercanías son desintegrados al instante, mientras, el Arrancar extiende su Zanpakutō hacia el frente y la mantiene en posición horizontal, situando sus manos en cada polo del arma, entonces, con una expresión sombría y controlada, pronuncia el comando de liberación y parte el asta por la mitad. Inmediatamente, un torrente de reiatsu gris explota en todas direcciones y forma un pilar que asciende hasta perderse en el cielo, derribando edificios desde sus cimientos y evaporando secciones enteras de tierra, durante el proceso, Toro es envuelto por completo por la energía, cortando cualquier visibilidad del mismo mientras su cuerpo cambia a su forma liberada, sin embargo, cualquiera con buena percepción puede darse cuenta como el poder detrás de la tormenta de reiatsu crece a cada segundo.

Cuando el torrente de reiatsu se apaga, la nueva forma de Toro se vuelve completamente visible. Su rostro es tan serio como siempre, pero los fragmentos de su máscara se han vuelto mucho más notorios. El original pequeño fragmento de mandíbula que recorría su rostro ahora se ha vuelto mucho más grueso, cubriendo una mayor parte de su nariz y mejillas. Los dientes que tenía también han crecido exponencialmente, pareciendo mucho más amenazadores y dañinos. Adicionalmente una nueva sección de la máscara se materializa, actuando como la mandíbula inferior de la boca esquelética. En conjunto pareciera como si el rostro de Toro ha sido enmarcado por las fauces de un gran depredador. Mientras su cabello se mantiene sin cambios por la transformación, el uniforme que portaba cambia drásticamente. En lugar de la chaqueta con cuello en v, una separación en diagonal, que se extiende desde el medio de su hombro derecho hasta el lado izquierdo de su cintura, corta su vestimenta a la mitad, dejando una parte de su torso cubierto en uniforme mientras la otra está completamente desnuda. Esa mitad que se mantiene cubierta incluye la mano y sus dedos, como si su piel entera hubiera sido sellada, exceptuando las partes expuestas.

La parte inferior de su uniforme también sufre alteraciones, en lugar de la faja negra, un grueso cinturón une la parte superior con la inferior, una gran parte de ropa blanca continua hacia abajo, dividiéndose al frente y cubriendo su parte posterior hasta la altura de los tobillos. La hakama completa es reemplazada por un par de pantalones negros sin exceso de tela, lo que da una mayor movilidad en combate. La única parte que se mantiene sin cambios son las sandalias. La parte más importante del cambio ocurre en sus antebrazos, donde las armas que ahora ha de usar en su nueva forma se encuentran ocultas. Una pequeña sección de armadura con forma oval y centro hueco ocultan un par de espadas retráctiles de forma ósea muy afiladas y con una curvatura similar a la de la hoja de la Zanpakutō sellada, solo que hacia adentro. Este par de espadas se convierten en el principal medio de ataque del Arrancar en su estado liberado y ha despedazado a más de uno en el pasado, convirtiendo su filo en leyenda en todo Hueco Mundo.

Imagen:

Habilidades de la Resurrección: La habilidad que llevo al Arrancar a su posición como Espada Cero es su total control sobre los instintos de tanto Hombre como Hollow. Su suprema disciplina le ha dado la capacidad de suprimir las emociones innecesarias a voluntad, dándole la capacidad de funcionar sin los impedimentos de deseos ocultos y la inestabilidad emocional que corrompe a muchos de los de su clase. Una vez entra en su Resurrección, Toro adopta el completo y terrible potencial de la especie Hollow, uniendo sus más primarios instintos a su consciencia y voluntad. A su elección, permite que su cuerpo se vuelva primitivo, accediendo a sentidos, reflejos y necesidades que se mantienen en el corazón de todas las criaturas, sin embargo, en lugar de convertirse en un monstruo sanguinario como los Hollow, el Gran Maestro mantiene absoluto control sobre sí mismo, adoptando los beneficios de la bestia perfecta sin la pérdida de consciencia que usualmente va de la mano con tal estado primitivo. Además de ello, Toro mantiene una habilidad oculta que es en realidad su más grande carta de triunfo, la cual está depositada en las vastas reservas de Reiryoku que tiene en su cuerpo. El reiatsu del Espada es un tanto especial, basándose en el hecho de que no guarda armonía con las partículas espirituales de su entorno, de hecho, actúa como un agente atípico que inestabiliza la estructura de la materia compuesta por reishi, y que, aplicado del modo correcto, puede descomponerla completamente. Es de este modo que las técnicas más devastadoras de Toro pueden funcionar y es en su estado de Resurrección que este poder se manifiesta en todo su esplendor.

Técnicas:

  • Instinto: Una vez en estado de resurrección, los sentidos de Toro son elevados a otro nivel, entrando en un estado de híper aceleración sin precedente y bombardeando su nueva mente transformada con información sensorial. Además de ello, instantáneamente su cuerpo comienza a emanar un aura invisible de reiatsu que actúa como un sexto sentido. Esta aura recibe el nombre de "Instinto" y la inestabilidad del reiatsu que lo compone provoca que toda fuente de reiatsu cercano perturbe su consistencia, alertando inmediatamente al Arrancar, por lo que hace que sus reflejos parezcan fuera de todo límite, permitiéndole predecir los movimientos de sus enemigos y ataques cercanos, aún si están dirigidos a un punto ciego. Como la bestia perfecta, pareciera como si Toro fuera capaz de ver en el futuro, y aunque esto no sea cierto, el impacto psicológico puede llegar a desestabilizar a sus enemigos, quienes se enfrentan frente a frente a un hombre que es capaz de evitar prácticamente todo ataque a base de evasiones cuasi perfectas, de hecho, bastaría con una velocidad superior para vencer este instinto y dejar sin reacción al Arrancar. Dicha aura sin embargo tiene un límite de 2 metros de radio desde su fuente. Estos sentidos, cuando usados en combate, convierten a Toro en un terrible monstruo con una tremenda ventaja sensorial, y es por esta habilidad que es conocido como “El Máximo Depredador”.

  • Ruptura: Si el Instinto llega a fallar, o simplemente si no siente la necesidad de esquivar un ataque, Toro tiene una segunda línea de defensa aún más tétrica que la anterior. Al contacto directo con sus manos, o las espadas que salen de sus brazos, el Arrancar es capaz de inyectar directamente una porción significativa de su reiatsu a lo que fuere que se encontrara en contacto, lo que combinándose con la naturaleza del mismo, significa la desestabilización y, si la fuerza es la suficiente, el colapso de la estructura espiritual del objetivo, en este caso, ataques espirituales enemigos, lo que resulta en que, en la mayoría de los casos, el ataque deje de existir, y en casos en los que la fuerza del enemigo es similar a la del Espada, el ataque es ampliamente reducido, en fin, todo depende de la diferencia en Reiryoku que exista entre Toro y su contrincante. Además de lo anterior, Ruptura, como es llamada la técnica, también funciona como un ataque eficaz y el principal método destructivo del Arrancar, ya que siguiendo el mismo proceso, al entrar en contacto con cualquier estructura de base espiritual, el mismo proceso de desestabilización provocará que esta colapse y se disperse, en otras palabras, destruyendo su forma básica en una explosión de reiatsu. El mayor peligro radica en que también se puede utilizar en criaturas con poder espiritual. La Ruptura se manifiesta visualmente como inestables rayos de reiatsu que cubren sus manos o espadas en el momento de atacar. Se dice que, utilizando esta técnica, Toro se convierte en un ser imparable.

    Tabla de Diferencias

    Se usa el Reiryoku de Toro como base:

    *Cualquier enemigo/ataque con puntaje en Reiryoku igual o superior no se ve afectado.

    *Cualquier enemigo/ataque con un puntaje en Reiryoku con una diferencia entre 5 y 10 puntos menor al de Toro es desestabilizado a tal punto de verse debilitado levemente.

    *Cualquier enemigo/ataque con un puntaje en Reiryoku con una diferencia entre 10 y 20 puntos menor al de Toro es desestabilizado a tal punto de verse debilitado considerablemente.

    *Cualquier enemigo/ataque con un puntaje en Reiryoku con una diferencia entre 20 y 30 menor al de Toro es desestabilizado al punto de verse debilitado casi por completo.

    *Cualquier enemigo/ataque con un puntaje en Reiryoku con una diferencia de 30 o menos que el de Toro es desestabilizado a tal punto de colapsar su estructura espiritual.

  • La Grieta: Un terrible ataque, nombrado por las huestes de Hueco Mundo, el cual es el motivo de la leyenda detrás del filo terrible de las espadas en los antebrazos de su Resurrección, se dice que usando este ataque Toro es capaz de alterar para siempre la geografía de Hueco Mundo, causando rupturas en el mismo espacio dimensional. La Grieta sigue el mismo principio de la ruptura, solo que llevándolo a otro nivel completamente. Para ejecutarlo Toro carga sus espadas con reiatsu puro, las mismas que empiezan a brillar como advertencia, inmediatamente después lanza un corte al aire, el cual rasga sobre la estructura dimensional misma dejando un agujero similar al de una garganta, no obstante, de este agujero surge una violenta ráfaga de reiatsu  de una forma que vagamente recuerda el recorrido del corte, esta no es otra cosa que la manifestación física del reiatsu inestable de Toro mismo, por lo que un contacto directo con este ataque podría significar el colapso estructural de aquello que toque. Para calcular el daño ejecutado por esta técnica se sigue la misma tabla de “Ruptura”.


Segunda Etapa (Bloqueada de Momento):

Comando de Liberación: “Ápice Depredador, Segunda Etapa.”

Apariencia la Resurrección: A lo largo de la historia del Gran Cero, no hay nada que haya sido lo suficientemente influyente como para que lo obligue a utilizar su segunda transformación, que es el aspecto que más odia de sí mismo, de hecho, se dice que preferiría morir a tener que demostrar la total extensión de sus habilidades y solo lo haría en caso la integridad total de Hueco Mundo se encuentre en juego. Solo una vez Toro accedió a su segunda etapa, y los resultados fueron tan atroces que se juró así mismo nunca más liberar aquella forma. Para entrar en su Segunda Etapa, un acto que el mismo Toro considera igual a admitir desesperación y una falla absoluta, una vez más el área circundante es limpiada con una sobrecogedora onda de reiatsu, y más importante que aquello, se asegura que no haya ningún aliado en la zona cercana.  Una vez lo anterior ha sido confirmado Toro cruza las espadas de sus antebrazos sobre su pecho formando una “x” y suelta el comando de liberación, inmediatamente, el Arrancar se arquea sobre su espalda en un doloroso rugido que es escuchado a kilómetros, sus ojos se blanquean, y por primera vez un sentimiento es apreciable en su estado de Resurrección, completo terror. Una enorme explosión de reiatsu aún mayor que la de la primera vez se libera alejando al Espada Cero de toda vista, mientras su reiatsu aumenta por segundo una vez más.

Finalmente cuando la onda de reiatsu subsiste, la nueva forma de Toro es plenamente visible. Cabello café que antes estaba perfectamente peinado en rastas, ahora cae completamente salvaje e indomable sobre el rostro y espalda de Toro, cubriéndola casi por completo y llegando hasta sus costillas. Su cabello se separa justo en el centro de su rostro, dejando visible justo el siniestro y terrible cambio en el mismo, los fragmentos de más que rodeaban la mayoría de su rostro ahora se han completado, fusionándose con su piel, convirtiéndose en la expresión máxima del resultado de la liberación de la Segunda Etapa. Su mandíbula inferior, que en su Resurrección tan solo estaba cubierta por hueso, ahora completa unas fauces de depredador enteras, su lengua ha desaparecido, en lugar de ello es reemplazado por fila tras fila de afilados colmillos, Toro ya no es capaz de hablar, lo único que hace en este estado es gruñir y rugir. Los ojos del Máximo Depredador también cambian durante esta etapa, la esclerótica cambia a un negro profundo, y la iris y pupila se vuelven gris opaco, como si la humanidad en el Arrancar hubiese desaparecido. Debido a los poderes de su Segunda Etapa, estos ojos no son más que vestigiales y no cumplen ningún propósito excepto el de transmitir terror a sus enemigos, gracias al hecho de que ya no necesita parpadear, observando hasta lo más profundo de los miedos de aquellos que se atreven a verlos directamente.

Con su piel desnuda desde el cuello hasta la cintura, el torso completo del Gran Cero ahora es visible incluyendo el agujero Hollow en medio de su pecho. No lleva ropa, armadura, lanza, u arma de cualquier tipo, en lugar de aquello la Segunda Etapa convierte las uñas de Toro en afiladas garras de 3 centímetros capaces de desgarrar el espacio mismo y crear un agujero entre dimensiones. Su completa estructura ósea se altera para asemejar más a la de un animal, combinándose con su terrible velocidad y agilidad para convertirlo en una eficiente máquina de matar. La mitad inferior del cuerpo del Arrancar ahora se encuentra cubierta por grueso pelaje del mismo color que su cabello, sus pies, que se mantienen algo humanoides, portan las mismas garras que sus manos. Con esta forma, lo único que se representa es la cúspide de la evolución Hollow en su más puro estado.

Imagen:

Habilidades de la Segunda Etapa: Una vez entra en la Segunda Etapa, la parte primitiva de Toro, la parte que le otorgaba el tremendo poder sensorial que ganaba en su Resurrección, absorbe por completo su mente y cuerpo, dándole acceso sin restricciones a la esencia misma de su supremacía bestial, quitándole al mismo tiempo toda capacidad de razonamiento que pueda tener, razón por la cual a Toro le disgusta tanto liberar esta forma al representar todo lo contrario a lo que normalmente predica, en este estado el Arrancar no distingue entre amigo y enemigo, simplemente destruye y devora todo en cuanto está a su paso, incluso, se dice que la única vez que accedió a este estado entro en un frenesí imparable que duró tres días hasta que finalmente regresó a su forma habitual, tanto fue el asco que Toro sintió de sí mismo que juró nunca acceder a su Segunda Etapa. No solo sus sentidos se vuelven más poderosos en esta etapa, sino su reiatsu inestable se vuelve más peligroso aún, puesto que en esta etapa es capaz de manifestarse a través del cuerpo de Toro como ataques comunes, sumándole la propiedad especial de sus propios ataques, el Arrancar es capaz de desintegrar prácticamente todo aquello que toca.

Técnicas:

  • Instinto: Los ojos, orejas, nariz y nervios receptors en general dejan de transmitir datos al cerebro de Toro. En lugar de ello, sincronizándose con los latidos de su corazón, el Arrancar emite un pulso de reiatsu invisible al ojo desnudo el cuál actúa como un sonar receptor que al regresar entrega un mapa mental de sus alrededores, que combinados que los instintos primarios de su mente simplemente expanden su consciencia y le permiten fundirse con el entorno, otorgándole una comprensión absoluta de todo aquello físico y espiritual a 1 kilómetro de diámetro a partir del punto central del pulso, incluyendo incluso su propio cuerpo. Prácticamente nada puede sorprenderlo dentro de esa área, entregándole reflejos prácticamente perfectos, por lo que, la única forma en la que Toro puede ser derrotado o destruido en su segunda etapa es enfrentándole con un ataque imposible de esquivar o detener para sí mismo, en otras palabras que supere sus propias habilidades, otro dato a tener en cuenta, es que fuera de su área de alcance Toro es incapaz de percibir absolutamente nada, debido a sus órganos sensoriales que se vuelven absolutamente vestigiales, también se vuelve incapaz de sentir dolor, siendo esta la máxima expresión que puede alcanzar su “Instinto”.

  • El Rugido: Una casi constante habilidad de la Segunda Etapa de Toro es “El Rugido”, como también fue llamado por los habitantes de Hueco Mundo que eran capaces de escuchar los terribles rugidos del Gran Cero a kilómetros de distancia. Ya que no es capaz de escuchar a través de sus orejas, los decibelios lanzados por su terrible rugido no le afectan en lo más mínimo, a pesar de ser capaz de sentir las vibraciones y efectos del mismo a través de su perfecto Instinto, para otros, el estruendo es irresistible. Peor aún es que el rugido tiene el mismo efecto desestabilizador que su Ruptura, y su verdadero objetivo es lanzar una onda de choque en línea recta perfectamente visible por la alteración del aire que producen las vibraciones a alto nivel, la cual va en forma de cono la cual es capaz de desestabilizar la estructura espiritual de las cosas del mismo modo que funciona su habilidad anteriormente nombrada, por lo que sigue exactamente la misma tabla,  ser alcanzado por rugido de Toro es suficiente para destruir por completo todo cuanto tenga en frente. Sumando el terror que causa los rugidos, sumado a su bestial forma, Toro ataca tanto a la psique como al cuerpo físico, convirtiéndose en el depredador perfecto.  



Última edición por Toro Marracruz el Mar Sep 17, 2013 7:48 pm, editado 6 veces

Toro Marracruz
Arrancar
Arrancar

Nivel Alto
Espada
Mensajes : 12
Fecha de inscripción : 16/09/2013
Edad : 22
Localización : Mar de Dunas Plateadas

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Toro Marracruz - Espada Cero

Mensaje por Soujiro el Lun Sep 16, 2013 2:58 pm

- Ficha aceptada -

_________________
narro hablo pienso

Koi Maguwai

Soujiro
Shinigami
Shinigami

Nivel Alto
Capitán
Mensajes : 71
Fecha de inscripción : 31/08/2013

Ver perfil de usuario http://bleach-roh.foroargentina.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.